No hay duda de que la vida cambia radicalmente ante la llegada de un hijo.Cualquier mujer que haya experimentado la maternidad puede dar fe de los miedos, las dudas y la necesidad de proteger a esa personita con todo tu ser. Sin embargo, en ocasiones, olvidamos que, además de madres, también somos mujeres. Grábatelo a fuego: hacer cosas sin tus hijos no te hace mala madre. Este articulo surge de una charla con amigas, Estrella y Tania.

El papel de madre en la sociedad

Durante toda nuestra vida vamos incorporando creencias a nuestro repertorio mental, muchas veces de forma inconsciente. Lo que nos transmiten los medios, las personas de nuestro entorno, nuestros familiares, hace mella en nosotros generando una forma muy determinada de ver el mundo.

A pesar de que la mentalidad colectiva va cambiando, venimos de una concepción patriarcal de la familia y del rol de la mujer que aún hoy sigue estando presente.

La sociedad impone unos roles que prácticamente se convierten en exigencias en el caso de las madres. A estas se les pide ser trabajadoras e independientes, pero también abnegadas y sacrificadas madres, dispuestas a anularse como mujeres tras la llegada de un hijo. Conceptos injustos y contradictorios a partes iguales.

La culpa por hacer cosas sin tus hijos

Es cierto que la madre juega un papel fundamental en el desarrollo tanto físico como emocional de sus hijos. Es la principal proveedora de amor, alimento y protección.

Sin embargo, esta concepción se ha llevado al extremo de enjuiciar públicamente a toda mujer que decide dedicarse tiempo, cuidarse y desarrollarse como ser humano, independientemente de su rol de madre.

Dada la situación, muchas mujeres sienten una culpa asfixiante cuando deciden salir una hora a hacer yoga o a tomar un café, dejando a sus hijos al cuidado de otra persona. Se sienten negligentes e irresponsables por delegar o compartir cualquier responsabilidad referente a sus hijos.

Es hora de romper con exigencias ajenas y ver la realidad: la maternidad no debe ser una experiencia aisladora. Ser madre no ha de eliminar y opacar al ser humano que eras antes, ha de enriquecerlo.

¿Por qué es bueno hacer cosas sin tus hijos?

Es probable que tu jornada laboral y tus ocupaciones te dejen poco tiempo libre para compartir con tus hijos. Y, posiblemente, en muchas ocasiones, hayas sentido que el poco tiempo que te queda debes dedicárselo a ellos y no a ti.

Sin embargo, es necesario encontrar un balance entre las distintas áreas de tu vida, pues una entrega excesiva a tu maternidad puede traer consecuencias desagradables.

En primer lugar, es común que, con el tiempo, esa falta de espacio propio derive en un sentimiento de frustración y resentimiento que puede enviciar el vínculo con tus hijos e, incluso, con tu pareja. Puedes sentir que, de algún modo, te arrebataron tu libertad.

Por otro lado, el olvidarte de ti misma hará que tu autoestima disminuya, y puede acarrearte dificultades emocionales. Además, por supuesto, de que tus hijos necesitan verte feliz, plena y próspera en las distintas áreas de tu vida, pues no olvides que tú eres su principal modelo a seguir y que de ti aprenderán cómo debe ser su vida.

Por último, has de tener en cuenta que algún día tus hijos crecerán y formarán su propia vida. ¿Qué ocurrirá, entonces, si toda tu identidad se ha basado durante años en cuidarlos a ellos? Sentirás una pérdida y un vacío tan grandes que podrían, incluso, conducir a una depresión.

Recuerda siempre que lo mejor para los niños es ver a sus padres felices, satisfechos y emocionalmente maduros.

Encuentra el equilibrio entre ser madre y ser mujer…

  • Recupera tus tiempos y tus espacios. A pesar de tu apretada agenda, busca momentos en soledad para dedicarte a ti misma. Un baño, un paseo, leer un libro…, lo que te haga sentir feliz.
  • Delega tareas. No tienes la obligación de hacerte cargo de todo sola; apóyate en tus seres queridos y aprende a ceder responsabilidades.
  • Cuida tu vida en pareja. Cuando los peques se duerman, aprovecha para charlar y compartir algún tiempo con tu pareja. Salid en una cita a solas o realizad alguna escapada de fin de semana.
  • Alimenta tus amistades, tus hobbies y tus intereses personales.Dedícale tiempo a estas parcelas de tu vida tan tuyas y disfrútalas siempre que puedas.

¨Con la llegada de un hijo, las prioridades cambian. Esto no significa que el papel de madre deba ser el único rol en tu vida. Hacer cosas sin tus hijos no te hace mala madre¨

Lorena Rodríguez

Lorena Rodríguez, Técnica Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Maestra con Especialidad en Educación Infantil y Educación Primaria. Coach y Experta Universitaria en Comunicación y PNL. Actualmente continúo mi formación en Psicología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorena Rodríguez

Universo de Emociones

Cuaderno de trabajo

14,90 DISPONIBLE

Un cuaderno de trabajo para identificar, conocer y gestionar las emociones, para desarrollar y potenciar las competencias básicas educativas a través de las Inteligencias Múltiples.

Si eres docente y quieres trabajar la educación emocional en el aula, envia un correo a info@niñosfelices.es 🙂

Lorena Rodríguez

A unicorn of emotions

Círculo Rojo. Edición tapa blanda, inglés.

8,95 DISPONIBLE

Kuko es un noble y coqueto caballo. Le encanta participar en concursos de saltos, comer manzanas, que le peinen sus crines y que lo admiren. Eso le hace estar muy alegre; aunque a veces se siente un poco raro, se pone triste y se enfada rápidamente… Kuko es un caballo especial: sus crines cambian de color con cada emoción. Esto le ayuda a identificarlas. ConTina y Livi aprenderá, mediante el amor incondicional, a conocer sus sentimientos, superar sus limitaciones y creer en sí mismo. ¿Quieres conocer a Kuko y sus amigas?

Un unicornio de emociones enseña a niños y niñas a conocer sus emociones.

Lorena Rodríguez

Un unicornio de emociones

Círculo Rojo. Edición tapa dura.

10,90 DISPONIBLE

Kuko es un noble y coqueto caballo. Le encanta participar en concursos de saltos, comer manzanas, que le peinen sus crines y que lo admiren. Eso le hace estar muy alegre; aunque a veces se siente un poco raro, se pone triste y se enfada rápidamente… Kuko es un caballo especial: sus crines cambian de color con cada emoción. Esto le ayuda a identificarlas. ConTina y Livi aprenderá, mediante el amor incondicional, a conocer sus sentimientos, superar sus limitaciones y creer en sí mismo. ¿Quieres conocer a Kuko y sus amigas?

Un unicornio de emociones enseña a niños y niñas a conocer sus emociones.

Lorena Rodríguez

Niños emocionalmente felices

Círculo Rojo. Edición tapa blanda, 131 páginas.

14,95 19,95 OFERTA DISPONIBLE

Los primeros años de vida del niño son cruciales para su desarrollo y bienestar emocional, ya que en este periodo son capaces de identificar, experimentar y expresar sus propias emociones.

El objetivo de este libro no es crear súper niños, sino niños emocionalmente felices, desarrollando estas capacidades potenciales y teniendo en cuenta los factores afectivo-emocionales, poniéndolas a su alcance para que puedan decidir como utilizarlas con total normalidad.

Aquí, los padres y madres pueden encontrar un punto de partida para entender qué son las emociones y su importancia en el desarrollo, crecimiento y maduración de sus hijos. Como agentes activos en la educación y en el desarrollo integral de los niños y niñas, os invito a la reflexión personal tomando conciencia de la importancia de las emociones.

Las emociones no son buenas ni malas, simplemente son, están ahí… conociéndolas y aceptándolas, mucho mejor estará nuestro corazón.

1. DATOS DE ENVÍO

2. MÉTODO DE PAGO

  • SSL Compra 100% segura
    Cargando...
    Cargando...
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación