Neurociencia e Infancia…

La infancia es una de las etapas más importantes y cruciales en el desarrollo del ser humano, es la etapa donde el cerebro del niño se encuentra en su máximo potencial y conexión de nuevas redes neuronales a partir de los diferentes aprendizajes que se le vaya brindando.

El paso de la etapa preescolar a la escolar, es uno de los momentos más importantes del niño, como la adaptación a nuevos escenarios, y exposición a nuevas experiencias…como debemos prepararnos los padres para apoyar a nuestros hijos en este nuevo proceso, como sabemos si nuestros hijos estas preparados para asumir esta etapa tan significativa y de grandes aprendizajes…

 

“Los niños son los seres más incomprendidos y los más conculcados de todos los tiempos. todos los males que sufre la sociedad actual son consecuencia de nuestra incapacidad para comprender a los niños. Hay que prepararse para comprenderlos”. (José A. Encinas).

 

  1. El cerebro ha sido evolucionado para educar y ser educado, a menudo de manera instintiva y sin esfuerzo, y también es la máquina que pone límites al aprendizaje. Sólo comprendiendo cómo funciona podremos alcanzar los límites de su capacidad para aprender.
  2. Tenemos una capacidad limitada para el aprendizaje nuevo: aprender nuevas cosas significa formar conexiones neuronales importantes y cerrar otras que no lo son y que sólo distraerían y confundiríran.
  3. Los génes son muy importantes para el aprendizaje pero no suficientes: la estimulación ambiental (el entorno donde se aprende) es fundamental, sobretodo: su familia.
  4. El cerebro nace con más neuronas de las que necesita para pasar con un proceso de “poda” de neuronas en varias oleadas de reorganización y sólo sobreviven las que generan conexiones con otras. Casi todas las neuronas (100.000.000.000 cien mil millones) se generan en los 3 primeros meses de embarazo.
  5. Siguiendo con la comparativa del jardín,en Europa, la Etapa de Educación Infantil, las conexiones neuronales que no se usan se pierden, por eso la importancia de la práctica y la repetición en algunos aprendizajes. Pero lo más importante es el entorno.
  6. En los primeros años es cierto que los “entornos culturalmente enriquecidos” ocasionan más conexiones que los entornos empobrecidos.
  7. ¿Deberían los bebés ser expuestos al máximo número de experiencias de aprendizaje tempranas en los 3 primeros años de vida? No forzosamente. La mielinización (proceso de refuerzo de las conexiones neuronales) se alarga hasta incluso los 18 años, hay mucho tiempo para que los niños aprendan muchas cosas.
  8. Aunque hay “períodos críticos” de desarrollo cerebral en los que se deben proporcionar ciertas experiencias sensoriales para que se desarrollen determinadas áreas del cerebro, la privación de esas experiencias no supone la pérdida definitiva de destrezas o facultades. El cerebro tiene una capacidad de adaptación y recuperación increíble, pudiendo con entrenamiento y rehabilitación recuperar funciones cerebrales perdidas.
  9. Lo verdaderamente importante en el desarrollo de los niños pequeños es la interacción con otros seres humanos, el lenguaje y la comunicación.
  10. Las funciones visuales, de movimiento y de memoria se adquieren en cualquier entorno del mundo entero a la misma edad y se aprenden de manera natural con la estimulación adecuada (cuando hablan de estimulación no se refieren a poner a un bebé delante de un vídeo con música de Mozart sino al suplir todas sus necesidades en un entorno sin privarles de inputs sensoriales).
  11. No está claro que los programas de estimulación temprana y el enseñar a los niños destrezas académicas mediante imágenes, tarjetas, vídeos y otros materiales audiovisuales funcionen (no hay pruebas que lo demuestren). Tampoco se sabe si es perjudicial (no hay estudios suficientes). Lo que sí está claro es que la desatención a los bebés (situaciones precarias, mala nutrición, poca estimulación sensorial o social) puede provocar un retraso en destrezas como andar, hablar y un desarrollo cognitivo, emocional y social deteriorado. “Es concebible que se pueda sobre estimular el cerebro en desarrollo, lo que no se conocen son los efectos que podría tener una sobredosis así”.

¨Estimula a tú niño para qué sea aún más feliz con tu tiempo y cariño¨

Lorena Rodríguez

Lorena Rodríguez, Técnica Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Maestra con Especialidad en Educación Infantil y Educación Primaria. Coach y Experta Universitaria en Comunicación y PNL. Actualmente continúo mi formación en Psicología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorena Rodríguez

Niños emocionalmente felices

Edición tapa blanda, 131 páginas. Envío incluido

19.95€ 24€ OFERTA DISPONIBLE

Los primeros años de vida del niño son cruciales para su desarrollo y bienestar emocional, ya que en este periodo son capaces de identificar, experimentar y expresar sus propias emociones.

El objetivo de este libro no es crear súper niños, sino niños emocionalmente felices, desarrollando estas capacidades potenciales y teniendo en cuenta los factores afectivo-emocionales, poniéndolas a su alcance para que puedan decidir como utilizarlas con total normalidad.

Aquí, los padres y madres pueden encontrar un punto de partida para entender qué son las emociones y su importancia en el desarrollo, crecimiento y maduración de sus hijos. Como agentes activos en la educación y en el desarrollo integral de los niños y niñas, os invito a la reflexión personal tomando conciencia de la importancia de las emociones.

Las emociones no son buenas ni malas, simplemente son, están ahí… conociéndolas y aceptándolas, mucho mejor estará nuestro corazón.

1. DATOS DE ENVÍO

2. MÉTODO DE PAGO

  • SSL Compra 100% segura
    Cargando...
    Cargando...
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación