Crisis de angustia en niños

Hablamos de un término bastante difícil de definir principalmente porque la gente en general define como angustia en niños casi cualquier emoción que el niño siente y que le genera cierto descontrol.
Se trata de una emoción que vive el niño y en la que expresa gran nerviosismo, desazón y malestar, junto a un componente físico importante: fatiga, tensión muscular, dolores abdominales… el cuerpo de nuestros niños ¨hablan¨. Se presenta en forma de angustia generalizada, que perdura en el tiempo o en crisis que hacen su aparición de manera repentina, como en ocasiones algún día por algún motivo en concreto, nosotros como padres debemos estar ¨atentos¨ a ese ¨lenguaje corporal no verbal¨.

La angustia o ansiedad generalizada, es una sensación de malestar que conlleva dificultades de concentración, palpitaciones, tartamudez o dificultades para hablar, para respirar… el niño siente que no puede controlar este estado y además, hay una actuación deficiente en las actividades de la vida cotidiana.

Podríamos pensar que los problemas de los niños no son importantes por el mero hecho de que todos hemos podido pasar por algo semejante y seguimos adelante. Pero no todos los niños son capaces de manejar las situaciones de la misma manera, ni tienen las mismas estrategias, lo que lleva a algunos niños a sufrir en silencio o a mantener ciertos comportamientos que ni los propios padres y madres comprenden, por tanto, estemos atentos y vamos a ayudarle a superar dicha situación.

Crisis de angustia:
Se trata de episodios, apariciones repentinas de angustia o ansiedad en niños. No avisan, y pueden ocurrir tanto por el día como durante el sueño. Se vive con mucha intensidad y existe la percepción de un sentimiento de miedo. Se presenta acompañada de síntomas físicos: taquicardia, sensación de ahogo, respiración entrecortada o acelerada y sudores.

Una vez que desaparece, normalmente al cabo de unos minutos, persiste el miedo a que se repita y la desconfianza por parte del niño y del adulto que no conoce estas crisis. Cuando hablamos de crisis de angustia, su identificación resulta más fácil porque es algo puntual que tiene unas características muy concretas y su intensidad no pasa desapercibida.

Pero la angustia generalizada hace que el niño se comporte de manera que muchos padres definen como «insoportable» porque se muestra muy reacio, incómodo en cualquier situación, nervioso, poco cariñoso… No se trata de un período transitorio, sino de unos comportamientos que perduran en el tiempo. Es importante distinguir entre una disfunción del comportamiento y la angustia.
No siempre es posible identificar el estresante, incluso la angustia que se manifiesta con crisis puede tener un componente endógeno provocado por el propio cuerpo. Conocer el motivo que genera la angustia facilita mucho el trabajo y hace que su identificación y gestión de este sentimiento-emoción se resuelva lo antes posible.

¿Qué puede generar angustia en el niño?
Hay infinidad de motivos que pueden generar angustia en los niños, pero los más comunes en la consulta suelen ser: problemas de relación con los compañeros o enfrentamiento directo de alguno hacia él, separaciones de la madre, fallecimiento de un familiar, obsesiones, miedo al fracaso, sentimiento de inferioridad o complejos relacionados con temas físicos, querer obtener siempre los mejores resultados (muy relacionado con el miedo al fracaso), inseguridades, miedo a alguna figura adulta de su vida, rechazo al colegio y celos muy fuertes que normalmente se producen por el nacimiento de algún hermano, separaciones de los padres…¿Cuándo recurrir a una ayuda externa?
Lo mejor es acudir cuando existe duda sobre lo que le está pasando al niño. Esperando, se corre un grave riesgo de malinterpretar los «extraños» comportamientos que manifiesta el niño y de ese modo agravarlos. El niño no va a ser capaz muchas veces de expresar lo que le pasa. Se puede estar comportando de una manera disruptiva y parecer que lo hace para fastidiar a sus padres, pero seguro que está sufriendo interiormente.
Tampoco se trata de alarmarse, simplemente de tomar ciertas medidas para facilitar la vida al niño (también a los padres, por supuesto). En los casos en los que los padres sospechan que pueda tratarse de angustia generalizada, la consulta les tranquilizará porque a partir de ese momento recibirán pautas de actuación para con su hijo, lo que de alguna manera liberará de mucha tensión. También el niño se siente más comprendido al ver que alguien entiende lo que le está pasando, que no se trata de algo tan raro por lo que sólo recibe castigos y quejas por parte de los padres.
 
 
Conversa, pregunta, ayuda, acompáñalo…
 
 

Lorena Rodríguez

Lorena Rodríguez, Técnica Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Maestra con Especialidad en Educación Infantil y Educación Primaria. Coach y Experta Universitaria en Comunicación y PNL. Actualmente continúo mi formación en Psicología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorena Rodríguez

Universo de Emociones

Cuaderno de trabajo

14,90 DISPONIBLE

Un cuaderno de trabajo para identificar, conocer y gestionar las emociones, para desarrollar y potenciar las competencias básicas educativas a través de las Inteligencias Múltiples.

Si eres docente y quieres trabajar la educación emocional en el aula, envia un correo a info@niñosfelices.es 🙂

Lorena Rodríguez

A unicorn of emotions

Círculo Rojo. Edición tapa blanda, inglés.

8,95 DISPONIBLE

Kuko es un noble y coqueto caballo. Le encanta participar en concursos de saltos, comer manzanas, que le peinen sus crines y que lo admiren. Eso le hace estar muy alegre; aunque a veces se siente un poco raro, se pone triste y se enfada rápidamente… Kuko es un caballo especial: sus crines cambian de color con cada emoción. Esto le ayuda a identificarlas. ConTina y Livi aprenderá, mediante el amor incondicional, a conocer sus sentimientos, superar sus limitaciones y creer en sí mismo. ¿Quieres conocer a Kuko y sus amigas?

Un unicornio de emociones enseña a niños y niñas a conocer sus emociones.

Lorena Rodríguez

Un unicornio de emociones

Círculo Rojo. Edición tapa dura.

10,90 DISPONIBLE

Kuko es un noble y coqueto caballo. Le encanta participar en concursos de saltos, comer manzanas, que le peinen sus crines y que lo admiren. Eso le hace estar muy alegre; aunque a veces se siente un poco raro, se pone triste y se enfada rápidamente… Kuko es un caballo especial: sus crines cambian de color con cada emoción. Esto le ayuda a identificarlas. ConTina y Livi aprenderá, mediante el amor incondicional, a conocer sus sentimientos, superar sus limitaciones y creer en sí mismo. ¿Quieres conocer a Kuko y sus amigas?

Un unicornio de emociones enseña a niños y niñas a conocer sus emociones.

Lorena Rodríguez

Niños emocionalmente felices

Círculo Rojo. Edición tapa blanda, 131 páginas.

14,95 19,95 OFERTA DISPONIBLE

Los primeros años de vida del niño son cruciales para su desarrollo y bienestar emocional, ya que en este periodo son capaces de identificar, experimentar y expresar sus propias emociones.

El objetivo de este libro no es crear súper niños, sino niños emocionalmente felices, desarrollando estas capacidades potenciales y teniendo en cuenta los factores afectivo-emocionales, poniéndolas a su alcance para que puedan decidir como utilizarlas con total normalidad.

Aquí, los padres y madres pueden encontrar un punto de partida para entender qué son las emociones y su importancia en el desarrollo, crecimiento y maduración de sus hijos. Como agentes activos en la educación y en el desarrollo integral de los niños y niñas, os invito a la reflexión personal tomando conciencia de la importancia de las emociones.

Las emociones no son buenas ni malas, simplemente son, están ahí… conociéndolas y aceptándolas, mucho mejor estará nuestro corazón.

1. DATOS DE ENVÍO

2. MÉTODO DE PAGO

  • SSL Compra 100% segura
    Cargando...
    Cargando...
    Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación